AYER ESTUVE EN LA CALLE DEL SOL



Ayer estuve en la Calle del Sol, así es cómo le llamé en uno de mis discos, pero es que ayer especialmente lo era, ayer era el verdadero comienzo del nuevo año en mi calle, la Calle de los Caracoles, al menos eso sentí yo nada más doblar su esquina en mi regreso. No podía dejar de visitarla ni dejar de ver la nieve en sus tejados. Como tantas veces me detuve una vez llegué a la altura de la casa donde crecí y viví mi infancia y mi primera juventud. Y allí estuve en la acera de enfrente mucho rato, dejando que el sol diera en mi rostro como cuando era niño. A mi alma llegaron ecos de sentimientos solo posibles justo ahí, llenando mi pecho casi con la misma fuerza que en mi más tierna inocencia. Con los ojos cerrados escuché alguien que se acercaba. Era una vecina que se aprestaba a entrar en su casa y que antes de cerrar la puerta se dirigió a mí para preguntarme si necesitaba algo, que como llevaba bastante rato mirando y haciendo fotos a esa casa, dijo. La verdad es que voy a menudo a pararme justo ahí, a cualquier hora del día o de la noche, del verano o del invierno. Quizá alguno de los nuevos vecinos pueda haberse mosqueado al verme alguna vez, seguramente, no sé, quizá. Desperezando mis ojos recién abiertos y deslumbrados por el sol solo le dije:


- Ahí nací yo.

Entradas destacadas
Sígueme
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square