VIOLA en Zaragoza


Llevo muchas semanas en que viene a mi mente la idea de escribir acerca de un asunto pero a mí mismo me digo que quién soy yo para recomendar tal cosa o tal otra, porque de una recomendación se trata. Y así se ha pasado mucho tiempo y ahora que veo cercano el final siento que no puedo por menos de avisar a quien desee ver una exposición que ha sido mi templo durante los últimos dos meses y que termina en breve. Bueno, aún quedan unos días para quien no haya acudido y desee hacerlo.

Pienso en amigos y conocidos que quizá estéis leyendo estas palabras mías y que sé que si os encontrara por la calle lo primero que os diría sería ¿No has ido a ver la exposición de Viola?

Se trata de la exposición en el Palacio de Sástago de este pintor zaragozano al que admiro y venero desde la primera vez que me encontré ante una obra suya hace muchos, muchos años, recién quitados los pantalones cortos. Si pudiera me quedaría a vivir ahí unos días con sus correspondientes noches, allí solo entre sus cuadros.

No soy un erudito de nada. Sí, creo que he leído bastante, que he visto bastante pintura, que he escuchado bastante música. Pero siento que no he leído, visto, ni escuchado nada. Eso es lo que siento. Y siento en lo más profundo de mi mismo cuánto me hubiera gustado ser dos personas a la vez, y que de modo paralelo una de las dos se hubiera dedicado solo a leer. Siento el dolor de que no voy a poder leer lo que de verdad me gustaría, lo que me hubiera gustado. Que la vida es demasiado corta. Y eso me abate el alma.

Así que desde mi más profunda ignorancia (incapaz de explicar el por qué de un cuadro o una canción, incapaz de buscar una explicación a una obra de arte porque siento que cada obra de arte es lo que es y no quiero estropearla yo, al igual que no quiero que nadie me la estropee a mí con palabras y porque la única explicación que admito es mediante otra obra de arte) recomiendo no pensar, dejarse llevar un rato, a ser posible mucho rato, un par de horas al menos para visitar otro mundo que está ahí, hasta el 29 de mayo, en el interior del Palacio de Sástago, al doblar la esquina del Coso con la plaza de España.

Mariano Casanova

Entradas destacadas
Sígueme
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • images_edited
  • Wix Facebook page
  • Icono de la aplicación de Facebook
  • Wix Twitter page
  • Instagram Classic
  • Reflexión de YouTube
  • LinkedIn Icon App
  • Twitter redondo negro
  • YouTube Ronda Negro
  • Facebook negro redondo
  • Instagram Ronda Negro
  • LinkedIn negro redondo
  • Google+ Ronda Negro
  • Blogger negro redondo