OBON / お盆

El 15 de agosto es una fecha muy importante para mí. Recuerdo con 15 ,16 y 17 años cuando era yo guitarrista de una orquesta y este día era en el que nuestro trabajo se pagaba doble o triple porque es la fecha en que más pueblos hay en fiestas en toda España , así que para mí siempre ha sido desde entonces el verdadero día de la música y no el postrero invento del 21 de junio en el que muchísimos músicos (yo no) acostumbran a tocar gratis y en cualquier esquina de la calle. Así que el 21 de junio debería ser a mi entender el día de la muerte definitiva de la música y no otra cosa.


El 15 de agosto -como es hoy - es el día grande para mí, como recuerdo del respeto que hace tantos años se tenía en general por nuestro trabajo, y lo digo así , trabajo con todas sus letras. Aunque esto sea algo tan difícil de entender hoy en España e incluso tan menospreciado. Es lamentable que haya que recordar en cualquier asunto mejores tiempos pasados, pero en la cultura es así. Y en la educación también, no hay más que mirar un poco más lejos de nuestras narices para comprobarlo, por mucha pandemia que exista y sea utilizada como una excusa magnífica para la tropelía.


Y porque este día 15 de agosto tiene mucho significado para mi me hizo tanta ilusión que fuera justo un día como hoy, pero de hace tres años, la primera actuación de mi segunda gira en Japón, fue en 2018, un rato después de esta foto. Pero es que además este día es uno de los más señalados en mi calendario porque hace años sufrí una de las dos pérdidas más grandes en mi vida y cuál fue mi sorpresa al saber ahí en Tokio, un rato antes de esta foto, que es justo en estos momentos del año cuando en Japón sucede la gran celebración en honor de sus antepasados, el llamado Obon, allí es cuando estos regresan a visitarles, al igual que sucede en la fiesta de los muertos de noviembre en México, o Todos Santos en nuestro caso. Es hoy, si, allí es hoy y también hoy es el día en que se guarda una memoria emocionada porque fue el final de su trágica Segunda Guerra Mundial, el día que se firmó su rendición y llegó la ansiada paz, pero también largos años de miseria y penurias.


Potente fecha, sirva para homenajear hoy por mi parte a un gran amigo que perdí anteayer en Tarazona, un enorme cocinero, un enorme amante de la música, mi querido, nuestro querido Juanjo, tan amado por tantos. Siempre te recordaremos, ni lo dudes. Por cierto Juanjo, no se si alguna vez te conté que Tarazona fue el primer lugar donde Distrito 14 actuamos (trabajamos) fuera de Zaragoza. Fue en 1982 y seguro que tú ya estabas ahí.


Entradas destacadas
Sígueme
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square